sitio de archivo, para información actualizada visite www.derechoshumanos.gov.co
Omitir vínculos de navegación
Bibliotecas
Comunicados
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
Cine al Derecho
Destacados
Audios
Videos
Fotos
Publicaciones
Declaración Universal de los Derechos Humanos
Destacados

Glosario Misión Médica

Por Favor selecciona una letra de la siguiente lista para consultar los términos:

[ A |  B |  C |  D |  E |  F |  G |  H |  I |  J |  K |  L |  M |  N ]
[ O |  P |  Q |  R |  S |  T |  U |  V |  W |  X |  Y |  Z ]

A

 

Actividades sanitarias



“Son la búsqueda, recogida, transporte, diagnóstico, tratamiento (incluidos los primeros auxilios) y rehabilitación de los heridos y enfermos, así como la prevención de las enfermedades y la administración de las unidades y medios de transporte sanitario.

El conjunto de actividades de la misión médica incluye, además de las ya mencionadas, el control de vectores, el programa de vacunación, el control de fuentes de agua potable, el programa de zoonosis, la atención extramural y, en general, todo tipo de servicios humanitarios propios de la asistencia en salud, entendiendo así la salud como un proceso integral”.

(Manual de la Misión Médica. Ministerio de la Protección Social. 2004. Pág. 54).


B

 

Brazal



“Franja de tela provista de un signo distintivo especial, que debe llevarse en el brazo como indicación de pertenencia al servicio sanitario o a la protección civil”.

(Diccionario de Derecho Internacional de los Conflictos Armados, de Pietro Verri, CICR).

 

D

 

Derechos y deberes del personal sanitario



“Podemos inferir los siguientes deberes del personal sanitario:

*Atención imparcial y ética en toda circunstancia.
*Abstenerse de participar en el conflicto.
*Señalización e identificación que permitan su clara distinción.
*Mantener el secreto profesional.

Y los siguientes derechos:

*Respeto, protección y facilidades para su labor.
*No ser cuestionados por actuar éticamente.
*No obligar a violar la ética ni a prestar atención en condiciones inadecuadas.
*Respeto del secreto profesional”.

(Manual de la Misión Médica. Ministerio de la Protección Social. 2004. Pág. 42).

 

Deontología médica



“Conjunto de reglas y de principios éticos que deben ser respetados por el conjunto del personal que presta atención médica. La obligación de respetar los principios de la deontología está consignada en el marco de la protección general que el derecho internacional reconoce a la misión médica. Allí se precisa:

a) que nadie será castigado por haber ejercido una actividad de carácter médico conforme a la deontología, sean cuales fueren las circunstancias o los beneficiarios de esta actividad;
b) que las personas que ejerzan una actividad de carácter médico no podrán ser obligadas a llevar a cabo actos o a efectuar trabajos contrarios a la deontología o a las demás normas médicas que protegen a los heridos y a los enfermos, o a las demás disposiciones del derecho internacional, ni tampoco a abstenerse de realizar actos exigidos por estas normas o disposiciones.”

(Diccionario de Derecho Internacional de los Conflictos Armados, de Pietro Verri, CICR).

 

Distinción



“En la aplicación del Derecho Internacional Humanitario (DIH), este principio consiste en la clara distinción entre combatiente y no combatiente y entre objetivos militares y bienes civiles, definidos así :

Combatiente: Es quien participa directamente en las hostilidades.
No combatiente: Es el que no participa directamente en las hostilidades (población civil) o ha dejado de participar (heridos, enfermos o capturados).
Objetivo militar: Son aquellos bienes que por su naturaleza, ubicación, finalidad o utilización contribuyan eficazmente a la acción militar y cuya destrucción total o parcial, captura o neutralización ofrezcan en la circunstancia del caso una ventaja militar definida.
Bienes civiles: Son todos los bienes que no son objetivos militares.

Todos los bienes civiles gozan de la protección general que brinda el DIH; algunos bienes en particular gozan de una protección especial (como los sanitarios).

Específicamente para la Misión Médica, la distinción consiste en hacer visible la protección especial dada al personal, transportes y unidades sanitarios, lo cual incluye la identificación y el uso del emblema protector.

Adicionalmente, el principio de distinción implica hacer lo posible para evitar que los medios de transporte sanitarios y las instalaciones de salud se puedan convertir en objetivo militar. Igualmente se debe prevenir que el personal sanitario sea sujeto de ataque”.

(Manual de la Misión Médica. Ministerio de la Protección Social, 2004. Pág. 40).

 

H

 

Heridos y enfermos



“El término se aplica a las personas, militares o civiles, que, debido a un traumatismo, a una enfermedad o a trastornos físicos o mentales, tengan necesidad de asistencia médica y que se abstengan de todo acto de hostilidad. Según las normas previstas por el derecho de los conflictos armados, deben ser respetadas y protegidas. De conformidad con el principio general, que rige el trato debido a los heridos y enfermos de cualquier Parte en conflicto, serán tratados con humanidad en toda circunstancia y recibirán en la medida de lo posible y a la mayor brevedad, la asistencia médica que requiera su estado.

No se hará entre ellos ninguna distinción que no esté basada en criterios médicos. A efectos de protección, se incluyen también dentro de la categoría de heridos y enfermos a las mujeres embarazadas o parturientas, a los recién nacidos y a los inválidos.”

(Diccionario de Derecho Internacional de los Conflictos Armados, de Pietro Verri, CICR).


I

 

Imparcialidad



“La imparcialidad consiste en atender humanamente a todas las víctimas sin distinción alguna, determinando la prioridad en la atención únicamente con base en criterios médicos, dando prioridad a las más urgentes.

El personal sanitario, con base en sus principios éticos, debe en todo momento hacer caso omiso de las diferencias de credos políticos y religiosos, de nacionalidad, razas, rangos sociales, o tipo de vinculación con el conflicto armado de sus pacientes, evitando que éstas se interpongan en la adecuada prestación de sus servicios.

La imparcialidad es una obligación ética de todo el personal sanitario que se debe aplicar en todo tiempo y para todos los heridos y enfermos, hayan o no tomado parte en el conflicto armado. Este principio aplica por igual tanto para el personal sanitario civil como para el militar y su objetivo fundamental es preservar la vida de cualquier ser humano”.

(Manual de la Misión Médica, Ministerio de la Protección Social. Pág. 39).

 

M

 

Medios de transporte sanitarios



“Por esta expresión se entiende todo medio de transporte, militar o civil, permanente o temporal, destinado exclusivamente al transporte sanitario y colocado bajo la dirección de una autoridad competente. Puede ser sobre ruedas, náutico o aéreo. Está protegido por el derecho internacional y, con fines de protección, puede utilizar las señales distintivas reconocidas.”

(Diccionario de Derecho Internacional de los Conflictos Armados, de Pietro Verri, CICR).

 

Misión Médica



“Se entiende como Misión Médica el conjunto conformado por el personal sanitario, bienes, instalaciones, instituciones, vehículos, equipos, materiales necesarios, personas participantes y acciones propias de la prestación de servicios de salud en situaciones o zonas de conflictos armados, desastres naturales y otras calamidades”.

(Manual de la Misión Médica. Ministerio de la Protección Social. 2004. Pág. 54).

 

N

 

Neutralidad de la Misión Médica



“Aunque es común confundir los términos imparcialidad y neutralidad, son conceptos distintos, y sus diferencias deben estar absolutamente claras para el personal sanitario.

Podemos definir la neutralidad como el deber de abstenerse de todo acto que, en cualquier situación conflictiva, pueda interpretarse como a favor de los intereses de una de las partes en conflicto o en detrimento de los intereses de la otra.
Por otro lado, el personal sanitario de carácter civil (tanto público como privado) debe abstenerse de brindar cualquier tipo de apoyo o ventaja estratégica a los combatientes (de cualquier bando), dado que estas acciones pondrían en duda su calidad de "no combatiente".

Todo ciudadano tiene los derechos constitucionales de libertad de conciencia y de expresión . Sin embargo, el personal sanitario debe ser prudente en el ejercicio de estos derechos de tal forma que no puedan ser mal interpretados y considerados como un tipo de apoyo a alguna
de las partes del conflicto”.

(Manual de la Misión Médico, Ministerio de la Protección Social. 2004. Pág. 40).

 

P

 

Personal sanitario



“Son las personas destinadas exclusivamente a la prestación de servicios de salud en situaciones o zonas de conflictos armados, desastres naturales y otras calamidades”.

(Manual de la Misión Médica. Ministerio de la Protección Social. 2004. Pág. 54).



“La expresión designa a las personas que, de manera permanente o temporal, están asignadas a tareas sanitarias: búsqueda, recogida, transporte, diagnóstico o asistencia a los heridos, enfermos y náufragos, prevención de las enfermedades, administración y funcionamiento de las unidades sanitarias o de los medios de transporte sanitario. El personal sanitario abarca al personal sanitario militar y civil, incluido el de la Cruz Roja o de la Media Luna Roja, y el personal asignado a organismos de protección civil. Este personal tiene derecho a la protección y al trato previstos por el derecho internacional: no puede ser objeto de violencia y, si cae en poder del adversario, no será considerado como prisionero de guerra y deberá ser liberado. No obstante, podrá ser retenido para garantizar cuidados médicos en beneficio de los prisioneros de guerra pertenecientes, de preferencia, a las fuerzas armadas de las que depende. Su calidad está indicada por el signo distintivo de la cruz roja o de la media luna roja que lleva sobre el uniforme o sobre la ropa (en el caso de personal sanitario civil debidamente autorizado).

Se compone de médicos y de personal paramédico. Por otra parte, los militares especialmente instruidos para que, llegado el caso, sean empleados como enfermeros o camilleros auxiliares y encargados de la búsqueda, recogida, transporte o tratamiento de los heridos y los enfermos, serán igualmente respetados y protegidos si cumplen estas funciones en el momento en que entran en contacto con el enemigo o caen en su poder. En este último caso, serán considerados como prisioneros de guerra, pero serán destinados a tareas sanitarias siempre y cuando se haga sentir la necesidad de ello.”

(Diccionario de Derecho Internacional de los Conflictos Armados, de Pietro Verri, CICR).

 

S

 

Secreto profesional


“Se entiende por secreto profesional la información reservada o confidencial que se conoce por el ejercicio de determinada profesión o actividad. El mantener el secreto profesional es tanto un deber como un derecho del personal sanitario.

Un aspecto importante de este tema es la Historia Clínica, desde el punto de vista de documento con implicaciones legales. El personal médico debe consignar con suma claridad y objetividad toda la información clínica y fisiopatológica pertinente para la evolución del paciente. Se debe evitar el registro de información de carácter estratégico-militar, así como la relacionada con la condición jurídico-penal del paciente, dado que no es relevante para su adecuado manejo clínico”.

(Manual de la Misión Médica. Ministerio de la Protección Social. 2004. Pág. 41).

 

Servicio sanitario



“Conjunto constituido por el personal sanitario, las unidades sanitarias y los transportes sanitarios, cuyo objetivo consiste en prestar atención a los heridos, los enfermos y los náufragos.

Su actividad, que se lleva a cabo bajo la protección del emblema de la cruz roja (o de la media luna roja), está reglamentada por normas específicas del derecho internacional. A los miembros de los servicios sanitarios tanto militares como civiles se les garantiza una protección idéntica.”

(Diccionario de Derecho Internacional de los Conflictos Armados, de Pietro Verri, CICR).

 

U

 

Unidades sanitarias



“La expresión designa los establecimientos y demás formaciones, militares o civiles, organizados con fines sanitarios, a saber: la búsqueda, la recogida, el transporte, el diagnóstico o tratamiento (incluidos los primeros auxilios) de los heridos, enfermos o náufragos, así como la prevención de las enfermedades.

Las unidades sanitarias comprenden, entre otros, los hospitales y otras unidades similares, los centros de transfusión de sangre, los centros e institutos de medicina preventiva y los depósitos de material sanitario, así como los almacenes de material sanitario y de productos farmacéuticos de esas unidades. Las unidades sanitarias pueden ser fijas o móviles, permanentes o temporales.”

(Diccionario de Derecho Internacional de los Conflictos Armados, de Pietro Verri, CICR).

 

V

 

Vulnerabilidad



“La podemos definir como el factor interno de riesgo de un sujeto, objeto o sistema, expuesto a una amenaza, que corresponde a su predisposición intrínseca a ser dañado.

Respecto a la Misión Médica podemos considerar diversas vulnerabilidades del personal sanitario, principalmente derivadas del desconocimiento de las normas nacionales e internacionales que protegen su actividad y la falta de precauciones durante el desempeño de su labor en zonas de conflicto armado”.

(Manual de la Misión Médica, Ministerio de la Protección Social, 2004. Pág. 38).

 
Bookmark and Share
Consejería Presidencial para los Derechos Humanos

Acerca de la Consejería

Temas de interés

Servicios al Ciudadano

Calle 7 No. 6 - 54 • Tels.: (57 1) 595 1850 • Fax: (57 1) 565 9797 • Horario de atención: lunes a viernes, 8:00 a.m. a 5:45 p.m. • Bogotá, Colombia
E-mail: ppdh@presidencia.gov.coÚltima actualización: 25/02/2011 9:42

  • presidencia de la república
  • vicepresidencia
  • urna de cristal
  • gobierno en linea
  • sigob