sitio de archivo, para información actualizada visite www.derechoshumanos.gov.co
Omitir vínculos de navegación
Comunicados
Bibliotecas
2014
2013
2012
2011
2010
2009
2008
Cine al Derecho
Destacados
Audios
Videos
Fotos
Publicaciones
Declaración Universal de los Derechos Humanos
Sala de Prensa

Carta abierta del Vicepresidente de la República

“Las opiniones que expreso no son para congraciarme con gustos personales, sino en favor de la defensa de la democracia, de los derechos humanos y la no discriminación”
Bogotá D.C., 07 de febrero de 2014

Veo con preocupación que, en las últimas 48 horas por motivos diferentes pero con propósitos comunes, la empresa Alberto VO5 y un grupo de personas pertenecientes a la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional me han solicitado que me rectifique públicamente de mis palabras en contra de la discriminación, tanto de la población afrodescendiente, como de personas en condición de discapacidad.

Con todo  cariño y respeto, les manifiesto que defiendo la libertad de empresa y religiosa en Colombia.  Pero mientras viva, muy difícilmente lograrán que reniegue de mis convicciones, como son que la discriminación, la haga quien la haga, sea empresario, servidor público, líder político o religioso, es una ofensa a la diversidad social, a la dignidad de las personas y una clara violación de los derechos humanos.

En el caso de la Empresa Alberto VO5 existe una denuncia colocada por el señor Igor Correa Caicedo, Servidor Público Nacional y de origen afrodescendiente, donde expone que, en un almacén de Bogotá con logos por todas partes de la cadena de la marca Alberto VO5, se le discriminó y se le ofendió por ser negro.

Ni la persona afectada, ni los Programas Presidenciales de Derechos Humanos y de Población Afrodescendientes, ni mucho menos la Vicepresidencia sabíamos o tendríamos la obligación de saber si dicho almacén era una sucursal o una franquicia, lo que sí sabemos es que toda ofensa contra una persona negra, indígena, discapacitada o diversa sexual y religiosamente, es un acto ilegal y una clara violación de los derechos humanos que no se puede permitir en Colombia porque va contra los mandatos de la Constitución Nacional.

Igual pasa con las personas en condición de discapacidad, que en mi opinión, no son incapacitados y muchas veces están en capacidad de dirigir al Estado, una empresa, un partido político, una organización gremial o cualquier comunidad social o religiosa.

Como creo en la eficiencia del diálogo social, estoy dispuesto a recibir en el despacho de la Vicepresidencia de la República al Representante Legal de la empresa  Alberto VO5, al señor Igor Correa Caicedo, a los directores de los Programas Presidenciales y a los firmantes del derecho de petición que me presentaron algunos integrantes de la Iglesia de Dios Ministerial de Jesucristo Internacional.

Fraternalmente,

 

Angelino Garzón
Vicepresidente de la República
descargar carta firmada

 
Bookmark and Share
Consejería Presidencial para los Derechos Humanos

Acerca de la Consejería

Temas de interés

Servicios al Ciudadano

Calle 7 No. 6 - 54 • Tels.: (57 1) 595 1850 • Fax: (57 1) 565 9797 • Horario de atención: lunes a viernes, 8:00 a.m. a 5:45 p.m. • Bogotá, Colombia
E-mail: ppdh@presidencia.gov.coÚltima actualización: 27/03/2014 13:21

  • presidencia de la república
  • vicepresidencia
  • urna de cristal
  • gobierno en linea
  • sigob